Un 25 de Enero, Cantona se fue de kung-fu

kung fu cantona

Un 25 de Enero, Cantona se fue de kung-fu

El 25 de Enero de 1995, frente a un estado copado de hinchas, el Crystal Palace recibiría a los Diablos Rojos y a una versión oscura de Eric Cantona.

El legendario delantero francés será recordado siempre por su polémico comportamiento. Barridas agresivas, agresiones con los árbitros, peleas con jugadores, declaraciones ante la prensa y famosas frases como:

“Estoy orgulloso que los hinchas sigan cantando mi nombre. Pero temo el día de mañana cuando paren de hacerlo. Lo temo porque lo amo, y todo lo que amas, temes de perderlo”.

“La bola es como una mujer, le encanta ser acariciada”

“Puedes cambiar tu mujer, tu política o tu religión; pero nunca, nunca, puedes cambiarte del equipo del que eres hincha”.

Pero si algo la gente recordará del Rey Cantona, a parte de su genialidad con la pelota, sus más de 20 distinciones individuales, su exitoso paso por el Manchester United (ganando cuatro de las cinco Ligas Premier que jugó) y en ser de los mejores delanteros franceses – y algunos dirían del mundo – de la historia, es aquel día que el diablo rojo se fue de diablo.

Tras un saque de arco de los dirigidos por Sir Alex Ferguson, Cantona fue expulsado por el arbitro al cometer una infracción contra el defensor Richard Shaw tras haberle agarrado la camiseta. Los hinchas del Palace aplaudieron con furor y, como suele suceder, algunos insultaron al jugador. Algunos afirman que un hooligan gritó algo que a Eric lo sacó de casillas

“F*ck off to France you French motherf*cker”

El compañero del legendario equipo conducido por Andy Cole, David Beckham, Ryan Giggs y Paul Scholes entre otros, desató su rabia. Por medio de una patada voladora, se lanzó cual ninja al público, agrediendo al hincha que lo había previamente madreado. El público rechazó su actuación y lo abucheó mientras salía del campo de juego.


Su expulsión fue considerada una grave actuación en el país, lo que generó la expulsión de la liga por ocho meses. Sin embargo, su patada le salió borato pues el Rey tuvo que pasar únicamente tres horas en la cárcel y obligado a cumplir con una que otra hora de servicio social.

Hoy en la Diez, recordamos al Rey…quizás no haciéndole homenaje a sus polémicas actuaciones, pero sí por la gloria que nos dio a todos los fanáticos del deporte rey.

Para quienes apoyamos al Diablo en la Champions

manchester united 1966

C'mon Red Devils!

 

Fuentes: World Football, Wikipedia, Youtube, Daily Mail

La Diez

Comments are closed.