Parece inocentada pero ocurrió: Francia jugó un Mundial con la camiseta de Atlético Kimberley

El partido era un “trámite”, pues Hungría y Francia llegaban a su último cotejo del Mundial de 1978 ya eliminados. Ambos cayeron derrotados en primera ronda contra Argentina e Italia, pero gracias a que predominaban los televisores a blanco y negro, y un mal entendido de la FIFA, se pasó de un partido intrascendente a uno de los mejores anécdota de los mundiales.

Ambos equipos llegaron a disputar el partido con su uniforme alternativo que era blanco (Al no haber televisores de color, rojo y azul se confundían, entonces uno de los equipos debía jugar de banco para contrastar). El árbitro se reunió con los dos capitanes buscando una solución, se propuso que Francia jugara con la indumentaria de algún equipo local. El afortunado fue Atlético Kimberley, pues era quien tenía su sede deportiva más cerca del estadio de Mar del Plata.

Francia como Kiberley 3

Después de más de 40 minutos de retraso, la Francia Verdiblanca se impuso 3-1 a Hungría. El resultado pasó al olvido, pero lo que todavía se recuerda es como por unos días un equipo modesto y desconocido se convirtió en el club más popular del mundo.

Francia 1982 Allez les bleus

Felipe Rojas

Comments are closed.